Saltar al contenido

Manta Envolvente de Bebé

Ten siempre a tu pequeño calentito en cualquier parte con las mejores mantas envolvente para niños al mejor precio. ¡Hazte con la tuya antes que se agoten!

Catálogo de Mantas Envolventes para Recién Nacidos Oferta:

Las Mantas para Envolver a tu Hijo Mientras Duerme más Económicas

Se encuentra disponible en varios colores para que combine con cualquier prenda. Lo más interesante es que gracias a su material 100% algodón permite que el niño se mantenga calientito y cómodo en todo momento.

Las mantas envolventes para niños de este tipo tienen la parte externa está hecha con materiales resistente a las bajas temperaturas para que no se cuele el aire o frío.

Otra de las ventajas que se deben tener en cuenta es que es ideal para cualquier momento del día sin importar la estación del año en que te encuentres.

Beneficios de las Mantas para Bebé Envolventes

Lo primero que has de saber es que son muchos los beneficios de la manta envolvente frente a la manta convencional porque este tipo de ropa de cuna cuenta con botones, velcros o cremalleras que se fijan al cuerpo de tu pequeño.

¿Cómo se coloca? El proceso es muy sencillo, lo único que tienes que hacer es situar al niño o niña en el centro del edredón de bebé y cruzar ambos lados de la manta por encima de él.

Para ello, coge primero uno de los laterales y lo pasas sobre el nene y luego, con el otro lateral, repites la misma acción.

Una vez hecho esto, sube la parte inferior arriba del todo para que no le entre frío al bebé por los pies. No te olvides de fijar los cierres porque si no la manta podría desabrocharse con el mínimo movimiento.

Gracias a este tipo de ropa de cuna tan actual y novedosa, tu pequeño esta calentito en todo momento lo que evita posibles resfriados que, en el caso de los más pequeños, se pueden complicar y derivar en problemas más graves.

Las mamás y papás pueden estar tranquilos porque no tienen de qué preocuparse ya que los bebés están cubiertos de pies a cabeza y es prácticamente imposible que se destapen porque, aunque se muevan, este tipo de manta no deja que les entre el frío.

Hay que tener en cuenta que tu bebé, al igual que pasa con las personas adultas, tiende a moverse mientras duerme lo que por la noche, cuando más refresca, puede convertirse en un problema porque puede que se destape y, por lo tanto, se constipe.

En el caso de los niños conviene evitar los resfriados porque sus defensas son mucho más débiles que las de una persona adulta.

Gracias a su nueva manta tu bebé estará totalmente arropado, a refugio del frío, lo que hará que él duerma plácidamente y que, en consecuencia, tú también.

Además, este tipo de ropa de cuna le garantiza un sueño más placentero pues envuelve a tu pequeño de tal manera que le crea un bienestar similar al que encontraba en el vientre materno.

No te preocupes si parece que está inmóvil porque, pese a lo que pueda aparentar, las mantas envolventes están preparadas para dejar el suficiente espacio entre ellas y el bebé como para que este se pueda mover.

Dicho esto, ¿hasta qué etapa del crecimiento del niño o niña puedes utilizar la manta envolvente?

Lo habitual es que este tipo de cubres se utilicen desde el mismo nacimiento del bebé hasta sus cinco meses de vida porque es a partir de esta etapa cuando empiezan a mover sus piernas, pataleando con más soltura.

Guía de Compra: ¿Cómo Elegir la Mejor Manta Envolvente?

Como es habitual, todos los padres y madres quieren lo mejor para su bebé y, en consecuencia, es normal que tú te preocupes por comprar el edredón de bebé que más se adapte a lo que buscas.

Es importante saber que la mayoría de mantas envolventes, incluso las más económicas, suelen estar hechas de algodón, un tejido que permite que tu bebé esté cómodo, envuelto en un material suave que, a la vez, permite a su piel transpirar para evitar que sude y se enfrente a cambios bruscos de temperatura.

Asimismo, hay que tener en cuenta que existen dos tipos diferentes de mantas; con o sin capucha.

Las dos son igual de recomendables y su elección depende de ti; si crees que solo vas a utilizarla en casa es mejor que la compres sin capucha, pero si también le vas a dar uso fuera, cómprala con porque de esta manera te aseguras que el frío no le alcance cuando descansa en el carrito durante la hora del paseo.

Hay que tener en cuenta que, además, son aptas para todos los bebés ya que la gran mayoría tiene un tamaño estándar lo que te permitirá utilizarla durante más tiempo.

De este modo, evitarás tener que ir cambiando de manta a medida que tu hijo va creciendo y la podrás gastar desde que es un recién nacido.

Ahora que ya tienes toda esta información solo te queda elegir la que más te gusta. Las hay para todos los gustos; estampadas, con orejas de algún animal, de colorines, de animales.

Podrás elegir la que te parezca más divertida aunque hay tantas, ¡que no sabrás por cuál decidirte!

Los Mejores regalos para tu bebé o su papá ¡Aquí lo encontrarás!